Seguidores

domingo, 4 de diciembre de 2011

 Creo que ha llegado el momento de vivir, de equivocarse, saltar, gritar, bailar, desmelenarse, jugar, reir, ser feliz, de sonreir, de luchar, disfrutar, cantar, ilusionarse, caerse, enamorarse, levantarse, chocar, soñar, desenamorarse... es hora de cometer errores, de ser joven y demostrarlo. Ha llegado el momento de noches sin dormir, de mañanas de resaca, de amistades que llegan, amigos que se van, cervezas con mixta y mixta con cervezas, es hora de hablar, de cambiar, de esforzarse por ser mejor, nunca es tarde. ¿ Qué hay mejor que noches de desenfreno o días de improvisada diversión? Arrepiéntete de lo que has hecho y no de lo que has dejado por hacer porque mañana tal vez sea tarde para todo esto. Vive cada segundo como si el siguiente fuera el último y nunca mires atrás. Aprovecha lo que tienes, cuidalo y con un poco de suerte podrás conservarlo una pequeña porción de tiempo. No nos engañemos nada dura para siempre. Ni el amor, ni la amistad, la fama, el dinero o cualquier cosa que podáis imaginar es ilimitado, llegan a su fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario