Seguidores

jueves, 3 de noviembre de 2011

Lo que menos me gusta de echar de menos  a alguien esque funciona por rachas, a días, por momentos, en lugares concretos, cuando menos te lo esperas. Llega sin avisar.  Se queda un tiempo indefinido. No puedes dejar de hacerlo, aunque lo intentes. Escuece, duele, quema, pica, desgarra, rompe, congela, hiela, arranca, arde, hiere.Te hunde y te asfixia. 
¿He dicho qué duele? Duele mucho. Te despiertas y no sabes que va a pasar, porque aveces como dice Joaquín Sabina, hasta las suelas de mis zapatos te echan de menos. 



¿Pero sabes qué?  Se pasa, siempre se pasa, te lo prometo. 

3 comentarios:

  1. Me gusta mucho tu blog, y como sé la de sonrisas que hace un nuevo seguidor, desde hoy te sigo.
    Yo también tengo un blog y me haría ilusión que tú también me siguieras.
    Es este:
    http://paraalimentarmedetisolonecesitotuaire.blogspot.com/
    Te espero, pasate, me harías feliz como yo te e echo a ti.
    Un besazo, y te esperoo!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta esta entrada... Es preciosa.

    ResponderEliminar